Pronunciamiento de la Contraloría Regional cuestiona el actuar del Concejo Municipal

  • Con su declaración, la acusación hacia el alcalde Jorge Sharp comienza a perder sustento.

Un nuevo capítulo vivió  la gestión del reelecto alcalde Jorge Sharp, esto luego de que la Contraloría Regional de Valparaíso desestimará las atribuciones que tomó el Concejo Municipal saliente, en específico en la sesión extraordinaria auto convocada que llamó a votar la remoción del ex administrador municipal (y mano derecha del alcalde) Claudio Opazo, quien el 24 de julio de 2020 ya había presentado su renuncia ante el alcalde Sharp. La contraloría afirmó que le corresponde al municipio ponderar la instrucción de un proceso disciplinario, pues es atribución del alcalde aplicar medidas disciplinarias al personal de su dependencia y no del Concejo, y que no puede sancionar nuevamente una renuncia aprobada por un Decreto Alcaldicio.

A raíz de la resolución de Contraloría, se instruirá un sumario (por solicitud del alcalde) para investigar eventuales faltas de probidad acontecidas bajo dicha sesión del Concejo Municipal. Con ello, queda sujeta a cuestionamientos la acusación surgida del Concejo hacia el alcalde para solicitar su remoción. 

Con lo anterior, la acusación por notable abandono de deberes que interpusieron un grupo de concejales hacia el alcalde Jorge Sharp, comienza a desvanecerse en palabras de José Ortiz, abogado del jefe comunal: “el pronunciamiento de Contraloría Regional, viene a demostrar que la solicitud de remoción del alcalde Sharp por un supuesto notable abandono de deberes, responde a una construcción artificiosa sin fundamento jurídico. En efecto, con el solo mérito de lo resuelto, se cae uno de los cargos en que se funda la acusación”, comentó.

Siguenos!!