Diputados oficialistas presentaron reforma constitucional que consagra el derecho a la conectividad y garantiza el acceso libre y seguro a Internet

  • La propuesta de los legisladores Gonzalo Fuenzalida y Cristián Labbé plantea que el Estado sea garante de la accesibilidad de estos servicios, los que consideran clave, más aún en un período de pandemia. Además, la iniciativa ya cuenta con un respaldo transversal de la Cámara.

Los parlamentarios oficialistas Gonzalo Fuenzalida (RN) y Cristián Labbé presentaron un proyecto de reforma constitucional que establece la conectividad a Internet como un derecho básico garantizado por el Estado. La iniciativa, cuya tramitación comenzará -próximamente en el Congreso-, pretende hacer efectiva la medida a través de dos modificaciones al artículo 19 de la Carta Magna.

La propuesta busca que el derecho a la educación comprenda el deber del Estado de “asegurar el acceso libre y seguro a Internet de los estudiantes de educación básica y media”. Mientras que un segundo cambio, apunta al rol del Estado de “procurar todas las medidas que permitan garantizar la conectividad de los habitantes a la información digital”.

“Esta reforma constitucional es necesaria para  asegurar la conectividad de las personas y el acceso libre y seguro a la información digital contenida en Internet, esencialmente, tratándose de alumnos de educación básica y media que se están formando a nivel intelectual y que requieren de todos los medios tecnológicos adecuados para desarrollar y desplegar sus habilidades y capacidades, comprender las dinámicas y desafíos del mundo digital e insertarse en un mundo hiperconectado y globalizado”, explicó Gonzalo Fuenzalida.

De acuerdo a Fuenzalida, la propuesta legislativa asegura el libre acceso a la información como un elemento esencial para el bienestar del régimen democrático y el control de la actividad gubernamental. Esto último, dijo el legislador oficialista, promueve los principios de transparencia y probidad, los que solo adquieren real concreción en una sociedad donde los ciudadanos pueden acceder libremente a la información.

Por su parte, Cristián Labbé comentó que “la conectividad es la única manera de descentralizar y conectar a todos los chilenos. No es posible que hoy, siglo XXI, la ciudadanía aún no tenga acceso de calidad a Internet, no tengo acceso para trabajar, estudiar, emprender y libertad para buscar información, es por esto que con esta reforma buscamos que el acceso internet sea un derecho al igual que el agua, la electricidad y tanto otros derechos”.

En tanto, el subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, manifestó que la propuesta planteada por Fuenzalida y Labbé va en la misma línea que ha trabajado el Gobierno en lo relacionado a la conectividad.  “De Arica a Punta Arenas tenemos una fibra óptica, a través de la fibra óptica nacional, que va a alcanzar a tres millones de personas en más de 202 comunas de nuestro país. Con esta pandemia nos hemos dado cuenta de la importancia de la conectividad, ya sea para los niños, los estudiantes, incluso para los adultos mayores”, dijo el subsecretario de Telecomunicaciones.

Según cifras de Subtel, el 62,6% de hogares del país cuenta con una conexión de Internet fija, de las cuales el 44,8% corresponde a redes de fibra óptica. Pese al reconocido avance y la alta cobertura que existe en Chile en comparación con otros países de la región, se reconoce la necesidad de mayores esfuerzos por aumentar el acceso a Internet, sobre todo en localidades rurales y aisladas.

La iniciativa legal anunciada por Fuenzalida y Labbé ya cuenta -hasta el momento- con el respaldo transversal de la Cámara, entre ellos, los congresistas, René Saffirio (independiente), Alejandro Santana (RN), Matías Walker (DC), Maya Fernández (PS) y Marcos Ilabaca (PS).

Diputados UDI afirman que el partido hizo un esfuerzo para llevar candidatos que convoquen y que defiendan con valentía sus ideales

Los diputados de la UDI, Guillermo Ramírez y Cristián Labbé, afirmaron que el partido hizo un esfuerzo para llevar candidatos que convoquen y que defiendan con valentía sus ideales.

La carrera parlamentaria se acerca y desde Chile Vamos trabajan intensamente para definir la lista de los nombres que competirán en las elecciones, es por esto que el diputado Ramírez aseguró que “en la UDI hicimos un esfuerzo muy grande por tratar de llevar a candidatos que cumplieran algunas condiciones. Primero, que sean personas capaces de defender con valentía y con fuerzas nuestras ideas y segundo, que fueran personas que tuvieran una buena capacidad de convocar y por lo tanto de tener un buen resultado electoral. Con estos dos principios nosotros creemos que aportamos tanto en la batalla electoral que vamos a tener contra la izquierda como también en el éxito del próximo Gobierno de Sebastián Sichel, al tener parlamentarios que se alineen de mejor manera con los idearios de nuestro sector”.

Mientras, su par Cristián Labbé, indicó que “Chile Podemos Más es una declaración de voluntad de que si trabajamos unidos vamos a lograr hacer una gran diferencia, si trabajamos sin mezquindades personales, si somos capaces de poner el futuro por delante y no seguir arrastrando un pasado que a nada conlleva seremos capaces de que nuestro bloque represente a la ciudadanía. Además y de una manera humilde ser capaces de tener a Sebastián Sichel como futuro Presidente de la República y a un Congreso robusto que sea capaz de poner las ideas por sobre los gustos personales”.

El pasado lunes, el presidenciable Sichel se fotografió con los candidatos al Congreso de Chile Vamos.

Diputados UDI presentan proyecto de Ley para tipificar el delito de robo con secuestro

  • Los parlamentarios piden considerar dicho delito no con las penas de robo con intimidación y plantean incluso cadena perpetua.

Un grupo de diputados de la UDI ingresaron un proyecto de Ley que introduce modificaciones al Código Penal para tipificar el delito de robo con secuestro y así, agravar las penas en este delito, inclusive a presidio perpetuo cuando exista homicidio o violación, entre otros.

El diputado de la Comisión de Seguridad, Jorge Alessandri, valoró los esfuerzos del Gobierno al anunciar una iniciativa de protección a la infancia, sin embargo, el parlamentario aseguró que “creemos que estos esfuerzos, que son útiles y necesarios, pueden acompañarse con otras enmiendas legislativas para lograr disuadir el delito de secuestro”.

Recordemos que la medida del Ejecutivo se dio tras el fallecimiento de dos niños de 5 y 6 años, a manos de grupos de delincuentes que se dedicaban al robo de vehículos y que no tuvieron la más mínima consideración por la vida de estos menores.

En el texto los parlamentarios de la bancada UDI establecen que “es necesario reforzar el proyecto de Ley especialmente considerando que los niños y niñas corresponden a un grupo etario que merece protección, asimismo “reflejar esta especial protección del ordenamiento jurídico, mediante la introducción de un nuevo tipo penal que establezca el delito de robo con secuestro, agravando las penas para este delito”.

Por su parte el diputado de la comisión de Familia, Cristián Labbé, indicó que “los secuestros son un tipo penal que va en aumento y que día tras día genera mayor peligrosidad, y es bien sabido que las penas tienen una función disuasiva, por ello es necesario regular el robo con secuestro, como un delito por sí mismo, y no como robo con intimidación en su modalidad agravada”.

Según cifras de la BIPE de la Policía de Investigaciones Metropolitana, se ha registrado cerca de 297 concurrencias por secuestro, entre enero de 2016 a julio de este año y de éstas cerca de un tercio (32%) correspondieron a secuestros reales. Además de Alessandri y Labbé, el proyecto de Ley fue firmado por Juan Antonio Coloma, Javier Hernández, Nicolás Noman, Iván Norambuena, Osvaldo Urrutia, Ignacio Urrutia y Gastón Von Mühlenbrock.