Diputada Camila Flores pide extender hasta fin de año postnatal de emergencia y otras ayudas sociales

  • La parlamentaria solicita al Gobierno una prórroga hasta diciembre con el fin de seguir apoyando a los padres que se encuentran con sus hijos recién nacidos. Además, solicita otras prestaciones adicionales y bonos.

Hasta el 31 de septiembre (fecha en que termina el Estado de Excepción Constitucional) los padres podrán pedir la extensión del postnatal de emergencia y crianza protegida. El primer beneficio que se aplica a los trabajadores y trabajadoras que se encuentren haciendo uso del permiso postnatal parental durante la vigencia del estado de catástrofe, decretado para enfrentar la enfermedad Covid-19. Luego del término del permiso postnatal parental, se tendrá derecho a una licencia médica preventiva parental por causa de la crisis sanitaria para efectos del cuidado del niño o niña.

El objetivo es resguardar la seguridad sanitaria y la salud de los recién nacidos. La licencia se extenderá por un período de 30 días, y podrá renovarse por un máximo de dos veces, por el mismo plazo, en tanto se mantenga vigente el estado de catástrofe. Los períodos deben ser continuos. También en relación con la crianza protegida, contempla la opción de suspensión temporal de contrato por cuidado de los menores nacidos a partir del año 2013, mientras se mantengan fuera de funcionamiento establecimientos educacionales, jardines infantiles y salas cunas por motivo del virus.

Con el fin de seguir ayudando a los padres que están con sus hijos recién nacidos, la diputada de Renovación Nacional (RN) por la Región de Valparaíso, Camila Flores, realizó un llamado a las autoridades para que llegue hasta diciembre esta cobertura y apuntó a la entrega de más beneficios sociales para las personas.

“Si bien contamos con mejores cifras sobre la pandemia gracias a la exitosa vacunación que ha realizado nuestro sistema de salud y las condiciones e indicadores de salud son más positivos, muchos padres no pueden volver a sus antiguos trabajos, ya que no cuentan con alguna persona que les cuide a sus hijos recién nacidos, es por este motivo que considero necesario que se mantenga vigente hasta fines del 2021 el beneficio de posnatal de emergencia”, explicó la legisladora.

Cerca de 1.500 de Licencias Médicas Preventivas Parentales (LMP), equivalentes a un 8,7% del total nacional, ya han sido emitidas hasta principios de agosto del 2020 en la Región de Valparaíso, según cifras de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).

Además, la congresista manifestó su apoyo a un proyecto presentado por el Ejecutivo que busca entregar más prestaciones adicionales a los padres de los recién nacidos (que sean trabajadores dependientes) que hayan hecho uso de las licencias médicas preventivas y que no puedan volver al trabajo por motivos de cuidado de sus hijos, entregándoles la opción de suspensión de contrato y derecho a recibir el 70% del promedio de su remuneración imponible por tres meses, de manera excepcional y con cargo al seguro de desempleo. Por otra parte, en el caso de los trabajadores independientes, la cobertura será a través de un bono que pagará el Estado equivalente al 70% del subsidio que ha recibido durante el uso de la LMP.

Por último, en la situación de los trabajadores del sector público, la iniciativa del Gobierno contempla un permiso sin goce de sueldo por tres meses y un bono para estos funcionarios a cargo de la respectiva entidad empleadora, equivalente al 70% de la remuneración bruta que le correspondería en el mes respectivo, con un tope aproximado de $3,6 millones.

Diputada Camila Flores pide extender hasta fin de año la Ley de Protección al Empleo

  • La parlamentaria solicita al Gobierno una prórroga hasta diciembre, con el fin de seguir apoyando a los trabajadores que se encuentran con suspensión temporal de sus empleos.

Hace algunos días el Ejecutivo decidió extender la vigencia de la Ley de Protección al Empleo por un mes, es decir, hasta el miércoles 6 de octubre de 2021. Con esta decisión del Gobierno, se prorroga la vigencia de las normativas que han hecho posible desde abril de 2020, la suspensión temporal de contratos de trabajo, producto de actos o declaraciones de autoridad (ejemplo: cuarentenas) o por pactos de suspensión. Esta extensión otorga derecho a un giro adicional con cargo al Fondo de Cesantía Solidario del Seguro de Cesantía: hasta 19 giros, para los trabajadores suspendidos por acto de autoridad que hayan agotado sus giros anteriores. Esta prolongación también es extensiva a las normas de flexibilización de acceso y mejoramiento de los beneficios del Seguro de Cesantía.

La Ley de Protección al Empleo permitió proteger los contratos de más de 800 mil trabajadores, principalmente de micro, pequeña y medianas empresas. Sin embargo, a la fecha, las suspensiones por esta legislación vigentes totalizan 89.249, de las cuales 47.269 mil son suspensiones por acto de autoridad.

Frente a esta iniciativa, surgen voces que consideran que este beneficio debería durar más tiempo, y una de ellas es la diputada de Renovación Nacional (RN) por la Región de Valparaíso, Camila Flores, quien realizó un llamado a las autoridades para que llegue hasta diciembre esta cobertura.

“Si bien han mejorado las condiciones e indicadores de salud, muchas empresas aún no pueden volver a operar, ya que quedaron muy afectadas por las largas cuarentenas que vivimos durante este último año y medio, es por este motivo que considero necesario que se mantenga vigente hasta fines del 2021 el beneficio de la Ley de Protección al Empleo con el objetivo de no aumentar la cifra de desempleo, que en nuestro país bordea un 9,5%”, explica la legisladora.

La congresista argumenta que en la Región de Valparaíso el desempleo llega a dos dígitos: 10,7%, durante el trimestre móvil abril-junio, por lo que la situación sigue siendo preocupante para la zona, sobre todo considerando que no se sabe los efectos que podría tener la variante Delta en la evolución de la pandemia, y en los aumentos de casos que podrían generar eventuales nuevos confinamientos, que serían un balde de agua fría para los comercios que con mucho esfuerzo reabrieron sus puertas recientemente.

“Los servicios administrativos, enseñanza, agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, turismo y hotelería son algunos de los sectores que siguen golpeados por la pandemia, por lo que es necesario seguir manteniendo estos aportes del Estado como la Ley de Protección del Empleo para que estas pymes no tengan que despedir a sus trabajadores, sobre todo considerando las consecuencias que podría tener la cepa Delta del Covid-19 en caso que llegue a propagarse masivamente en la medida que existen mayores libertades y aperturas”, dijo.

Cabe resaltar que la Ley de Protección del Empleo y las legislaciones que de ella se derivan, fueron publicadas en 2020 con el objetivo de proteger la fuente laboral de los trabajadores, y trabajadoras en el contexto de la pandemia por Covid-19, permitiéndoles acceder a las prestaciones y complementos del Seguro de Cesantía durante ese período.